Donde Estamos y Como Llegar

Aldeaquemada

La Casa Rural La Cimbarra se encuentra en el pueblo de Aldeaquemada, en la provincia de Jaén.  Esta situada en plena Sierra Morena Oriental, limitando con la provincia de ciudad Real, en pleno Parque Natural de Despeñaperros y muy próxima a la Cascada de La Cimbarra la cual nos da su nombre.

Para llegar a Aldeaquemada si vienes por el norte en la N-IV  te puedes desviar en Valdepeñas-Torreneva-Castellar de Santiago y Aldeaquemada. O bien, también por el norte N-IV, pasando Valdepeñas, en la salida 230 ,dirección a Almuradiel-Castellar de Santiago y en Castellar dirección a Aldeaquemada.

Si vienes por el Sur, pasando La Carolina y Santa Elena N-IV. subiendo para Madrid la salida 250 hacia Aldeaquemada (carrt. de montaña 23 km.), si no te apetece la carretera tambien puedes entrar en la salida 232 dirección Almuradiel Castellar de Santiago y Aldeaquemada.

 

El Rio Guarrizas se abre paso con espectaculares saltos de agua como el de “La Cascada de La Cimbarra“. La flora (Jara, encina, quejigos y alcornoques…) y fauna ( ciervos, jabalíes, nutrías, rapaces…) que rodean estos parajes es típica del bosque mediterráneo.

Disfruta de nuestra sierra. Rutas de senderismo. Turismo cinegético (monterías, caza menor, esperas nocturas)

En la zona central de Sierra Morena, a pocos kilómetros del Parque Natural de Despeñaperros y sobre un sustrato de cuarcitas, areniscas y pizarras (en las que es frecuente encontrar fósiles), donde se desarrollan suelos pobres y ácidos, se localiza el Paraje Natural de la Cascada de la Cimbarra, espacio protegido caracterizado por su accidentado relieve. En la vertiente suroeste aparece encajado el río Guarrizas, creando fuertes pendientes; este encajamiento, producido como consecuencia de la erosión remontante favorecida por la presencia de fallas, da lugar a la aparición de algunos saltos de agua, siendo el más espectacular el denominado de la Cimbarra -en estos parajes, cimbarra es sinónimo de cascada-, siendo también muy conocidos los del Cimbarrillo, en el arroyo de Martín Pérez, y el de María Antonia, en el arroyo de la Cimbarrilla.

DSC_0209

Por el contrario, los declives más suaves aparecen en el lado sureste, al sur del Cerro de Piedras Blancas.
La vegetación se caracteriza por su enorme heterogeneidad, abundando los bosquetes mixtos de encinas (Quercus rotundifolia) y alcornoques (Quercus suber) con abundante matorral mediterráneo en el que son frecuentes los madroños (arbutus unedo), los perales (pirus bourgeana) o los labiérnagos (phyllirea angustifolia) acompañados de jaras (cistus ssp.) y romeros (rosmarinus officinalis).

También existe una zona adehesada de encinas, situada al sur del espacio y que se conoce entre los lugareños como “La Dehesa“, y pinares de repoblación constituidos por dos especies de pino, el piñonero (pinus pinea) y el negral (pinus pinaster). Además de esta vegetación, en los ríos y arroyos de este espacio protegido se encuentran espléndidos ejemplos de bosques de ribera, que presentan un excelente estado de conservación, y en los que dominan los alisos (alnus glutinosa) y fresnos (fraxinus angustifolia) junto a adelfas (neriun oleander) y zarzas (rubus ulmifolius) en las zonas más abiertas y soleadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *